Chat with us, powered by LiveChat
Manejo seguro en caminos mojados

Manejo seguro en caminos mojados

Manejo seguro en caminos mojados

Baja la velocidad. Los accidentes disminuirían drásticamente si una mayor cantidad de conductores siguen este consejo cuando llueve. No se pone tanta atención al manejo en clima lluvioso como en clima invernal, pero se debería. Los caminos mojados presentan peligros similares a los caminos de nieve – un menor agarre y mayor distancia de frenado, por ejemplo.

A continuación, se mencionan algunas recomendaciones para un manejo seguro en caminos mojados:

  • Asegúrate de que tus llantas tengan el grueso adecuado en la banda de rodamiento.
  • Conduce con las dos manos. Siempre.
  • Baja la velocidad antes de girar y mantén una velocidad constante en la curva.
  • Al girar, no realices movimientos bruscos con el volante.
  • Frena solamente en línea recta antes de una curva y hazlo gradualmente. Sé cuidadoso si necesitas frenar en una curva.
  • Aumenta tu distancia respecto a los autos que van delante de manera significativa.
  • Si hidroplaneas, no aceleres o frenes bruscamente. Mantén tu pie ligeramente apoyado sobre el acelerador y maneja el auto hacia adelante hasta que tus llantas recuperen la tracción.

 

Evita derraparte

Qué significa esto:

Tus llantas delanteras o traseras no siguen la dirección en la que estás manejando.

Cómo recuperar el control:

Suelta el acelerador suavemente y baja la velocidad hasta que el auto recupere la tracción.

Cómo evitarlo:

  • Revisa la presión de inflado y la profundidad de la banda de rodamiento de tus llantas mensualmente.

Consejo de manejo:

  • Conduce más lento en lluvia o en caminos mojados.

 


 

Frenado en lluvia

Sobrevirado y Subviraje:
Estos términos pueden ser algo técnicos, pero no tan complicados como parecen. Se trata de algo sencillo e importante. Cuando giras en condiciones de manejo en piso seco o mojado (pero, especialmente mojado), puedes perder el control fácilmente al sobrevirar o subvirar. Aprende cómo identificar estas situaciones y cómo solucionarlos viendo el video de arriba.

 


 

Qué hacer si te derrapas hacia adelante en lugar de girar

 Qué significa esto:

Las llantas delanteras pierden tracción y podrían hacerte derrapar hacia fuera del camino antes que las llantas traseras. Esto se conoce como subvirar. Tu auto no sigue la curva y se desliza hacia afuera del camino.

Cómo recuperar el control:

Suelta suavemente el acelerador y baja la velocidad hasta que tus llantas recuperen la tracción.

Cómo evitarlo:

  • Revisa la presión de inflado todos los meses.
  • Revisa la profundidad de la banda de rodamiento todos los meses.

 

Evita girar hacia afuera al tomar una curva

Qué significa esto:

Tus llantas traseras pierden tracción antes que tus llantas delanteras y comienzas a girar.

Cómo recuperar el control:

  • Si conduces con tracción delantera: gira en la dirección en la cual te estás derrapando. Elimina la corrección de dirección a medida que el eje trasero comienza a recuperar tracción y vuelve a enderezarse.
  • Si conduces con tracción trasera: suelta levemente el acelerador y sal del derrape. Elimina la corrección de dirección a medida que el eje trasero comienza a recuperar tracción.
  • Si conduces con tracción en todas las ruedas: gira en la misma dirección en la que te estás derrapando y mantén una aceleración suave. Elimina la corrección de dirección una vez que el eje trasero comienza a recuperar tracción.

Cómo evitarlo:

  • Revisa la presión de inflado todos los meses.
  • Revisa la profundidad de la banda de rodamiento todos los meses.
  • Haz rotar tus llantas regularmente, de modo que se desgasten de forma pareja.
  • Si compras solo 2 llantas nuevas, asegúrate de ubicarlas en la parte trasera de tu vehículo.

Consejo de manejo:

  • No gires de forma demasiada brusca.

 

Evita hidroplanear

 Qué significa esto:

Las llantas se deslizan y no responden a la dirección, el frenado o la aceleración. El vehículo puede derraparse o girar. Esto ocurre cuando el agua que se encuentra entre tus llantas y el camino no puede eliminarse lo suficientemente rápido. Esta capa de agua se acumula en el frente de la llanta hasta que la llanta no pueda eliminar suficiente agua. Es entonces cuando la llanta pierde contacto con el camino.

Cómo recuperar el control:

  • No pises el freno de forma brusca.
  • Suelta el acelerador suavemente hasta que disminuyas la velocidad y recuperes la tracción.

Cómo evitarlo:

  • Revisa la presión de tus llantas todos los meses. La presión de las llantas por debajo del 30 % de lo que se recomienda aumenta en gran medida el riesgo de hidroplanear.
  • Revisa la profundidad de las bandas de rodamiento todos los meses en todas tus llantas.
  • Reduce tu velocidad al acercarte a grandes charcos o agua estancada.

 

 

 

CITAS SERVICIO

Agenda tu cita en línea, escríbenos o comunícate con nosotros al

(722) 276-9090

AGENDAR CITA
ÚLTIMOS TIPS
LOS MÁS VISTOS
© Derechos reservados 2018 Centro llantero 8W - diseñado por Cinet México