Herramienta de inspección – daños generales
  • 1136
  • 0

Herramienta de inspección – daños generales

 

Daños generales

 Banda de rodamiento

Costado

Control

 

Desgaste disparejo

Alineación deficiente

Necesitas una alineación cuando notas:

  • Desgaste disparejo de las llantas delanteras con respecto a las traseras
  • Genera calor excesivo, que reduce la duración de las llantas y puede generar fallas En estas.
  • Cambios En el control o En la respuesta de dirección de tu vehículo (por ej., si se desvía hacia un lado)

Solución:

Muchos vehículos actualmente están equipados con suspensiones traseras que se pueden ajustar para su alineación. Si este es el caso, es posible que tu vehículo necesite una alineación “delantera” o una alineación de las “cuatro ruedas”, según los síntomas que experimentes. Visítanos para realizar el mantenimiento y la inspección.

Si tu llanta continúa perdiendo presión, no pierdas más tiempo ház una cita con nosotros.

 


 

 

Llantas con Baja Presión

Una llanta se considera con una presión baja cuando no tiene suficiente presión de aire para cumplir con el psi (presión por pulgada al cuadrado) recomendado por el fabricante del vehículo. Las llantas con menos aire tienden a desinflarse y a poncharse.

Baja presión de inflado:

  • Reduce la vida útil de la banda de rodamiento debido a un mayor desgaste en los bordes externos (u “hombros”) de la llanta.
  • Genera calor excesivo, que reduce la duración de las llantas y puede generar fallas en estas.
  • Reduce el ahorro de combustible mediante mayor resistencia al rodamiento (con las llantas desinfladas tu vehículo hace un mayor esfuerzo).

Solución:

Agrega aire a tu llanta hasta que alcance la presión de aire adecuada (psi, según la medición de un medidor de presión de inflado). Para encontrar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o encuentra el psi recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de la puerta.

 


 

 

Ponchadura

Daño que necesita reparación

La reparación de la mayoría de las ponchaduras, orificios por clavos o cortes de hasta 0.6 cm que solo afectan la banda de rodamiento debe ser realizada de manera correcta por personal capacitado, mediante procedimientos aprobados por la industria.

Problemas con las llantas desgastadas:

La reparación de la mayoría de las ponchaduras, orificios por clavos o cortes de hasta 0.6 cm que solo afectan la banda de rodamiento debe ser realizada de manera correcta por personal capacitado, mediante procedimientos aprobados por la industria.

Solución:

Reemplaza tu llanta ponchada con la llanta de repuesto. Luego visítanos para realizar una inspección tan pronto como sea posible. El distribuidor puede entonces determinar el daño (interno y externo) de tu llanta y decidir si corresponde repararla o remplazarla.

 


 

Desgaste excesivo

Problemas de sobreinflado:

  • En una llanta sobreinflada, el centro de la banda de rodamiento recibe la mayor parte de la carga y se desgasta más rápidamente que los bordes exteriores.
  • Para evitar el sobreinflado, siempre revisa las llantas cuando estén frías, antes o después de manejar.
  • O revisa las llantas al menos tres horas después de manejar.

Solución:

Saca aire de tu llanta con un medidor de presión de llantas, hasta que la lectura de presión de aire coincida con el psi recomendado por el fabricante del vehículo. Para buscar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o busca tu PSI recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de tu puerta.

 


 

 

Daño

Daño que necesita reparación

Problemas de daños de las llantas:

  • La mayoría de las ponchaduras causadas por tornillos o cortes de hasta 0.6 cm que solo afectan la banda de rodamiento pueden ser reparadas de la mano de un profesional de llantas mediante procedimientos aprobados por la industria.
  • Una reparación realizada sobre la rueda con un tapón no es confiable y es peligrosa, porque la parte interior de la llanta debe ser inspeccionada después de una ponchadura.

Solución:

Si tu vehículo está equipado con uno de los diferentes tipos de llantas repuestos temporales, reemplaza tu llanta dañada con la llanta de repuesto, pero asegúrate de comprobar primero que el costado de la llanta de repuesto tenga la presión de inflado, la velocidad y los límites de kilometraje correctos. Lleva tu vehículo a un distribuidor autorizado de Michelin para realizar una inspección lo antes posible.

El profesional que realiza una reparación adecuada de una llanta radial coloca un parche de caucho en el recubrimiento interior de la llanta y un relleno de caucho en el orificio. No intentes hacer reparar llantas con ponchaduras en la banda de rodamiento mayores de 6.35 mm o cualquier ponchadura en el costado. Asimismo, no hagas reparar llantas con un desgaste superior a una profundidad de 1.6 mm de la banda de rodamiento.

 


 

 

Desgaste en ambos bordes

 Problemas de llantas con baja presión:

  • Reduce la vida útil de la banda de rodamiento debido a un mayor desgaste en los bordes externos (u “hombros”) de la llanta.
  • Genera calor excesivo, que reduce la duración de las llantas y puede generar fallas en estas.
  • Reduce el ahorro de combustible mediante una mayor resistencia al rodamiento (con las llantas desinfladas tu vehículo hace un mayor esfuerzo).

Solución:

Agrega aire a tu llanta hasta que alcance la presión de aire adecuada (psi, según la medición de un medidor de presión de inflado). Para encontrar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o encuentra el psi recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de la puerta.

 


 

 

Desgaste en el centro

Problemas de sobreinflado:

  • En una llanta sobreinflada, el centro de la banda de rodamiento recibe la mayor parte de la carga y se desgasta más rápidamente que los bordes exteriores.
  • Para evitar el sobreinflado, siempre revisa las llantas cuando estén frías, antes o después de manejar.
  • O revisa las llantas al menos tres horas después de manejar.

Solución:

Saca aire de tu llanta con un medidor de presión de llantas, hasta que la lectura de presión de aire coincida con el psi recomendado por el fabricante del vehículo. Para buscar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o busca tu PSI recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de tu puerta.

 


 

Daños generales

Banda de rodamiento

Costado

Control

CITAS SERVICIO

Agenda tu cita en línea, escríbenos o comunícate con nosotros al

(722) 276-9090

AGENDAR CITA
ÚLTIMOS TIPS
LOS MÁS VISTOS
© Derechos reservados 2018 Centro llantero 8W - diseñado por Cinet México
× WhatsApp